ROUTER DE PROVIDER EDGE

Los ingresos de los proveedores de servicios dependen de que el router Provider Edge sea capaz de suministrar servicios de clase empresarial como VPN MPLS. El Provider Edge sufre la presión de dos tendencias relacionadas entre sí. Primero, los clientes corporativos piden servicios más avanzados y cambios cada vez más frecuentes. Segundo, estos clientes necesitan además más ancho de banda, lo que exige invertir en velocidades de puerto cada vez más elevadas. En consecuencia, los servicios cada vez se vuelven más complejos y, a menudo, deben convertirse en eslabones de una cadena vinculados a varios dispositivos físicos y virtuales de proveedores diferentes. Esto genera archivos de configuración complicados y de gran tamaño, con frecuencia decenas de megabytes, en los que se mezclan diversas configuraciones de servicios sin una separación nítida entre clientes. Con el tiempo, el Provider Edge se ha convertido en un escenario complicado, costoso desde el punto de vista operativo y difícil de escalar, lo que deja poco espacio para la innovación.

Los routers tradicionales se ven limitados por la forma en que realizan la gestión de dispositivos y proporcionan el plano de control. Estos routers propietarios basados en chasis ejecutan el software del plano de control y de gestión en un controlador del dispositivo (p. ej., Juniper Routing Engine o Cisco Supervisor Engine) que esencialmente es un servidor x86 de un solo módulo. Este software utiliza gran cantidad de recursos de memoria y procesamiento. Puesto que los routers deben proporcionar más servicios, a través de más puertos, con configuraciones más extensas, la memoria del controlador de dispositivo y su capacidad de procesamiento no aumentan proporcionalmente y entonces se genera un cuello de botella en la entrega de servicios. Los proveedores necesitan tener a la vez una forma de reducir el coste por puerto del plano de datos y escalar el plano de control.

Esto es cierto sobre todo en el caso del enrutamiento en la periferia de la red mediante MPLS. MPLS seguirá siendo una pieza fundamental de los servicios de clase empresarial en un futuro previsible, pero los proveedores deben reducir el coste en la periferia de servicios para mantener la rentabilidad.

Volta virtual routing for provider edge services
Customer on the green virtual routers have one service while customers on the blue VR have another.

El coste por puerto se puede abordar mediante el uso de conmutadores de marca blanca. Esta es una estrategia muy rentable para la incorporación de puertos al Provider Edge. Al proporcionar software de redes en la nube que se ejecuta en una infraestructura de nube pública o privada, Volta faculta a los operadores de red para escalar el plano de control utilizando el medio más económico que existe de añadir procesamiento y memoria. Cada router virtual ejecuta el grueso del plano de control en la nube, de manera que el procesamiento puede escalarse de forma rentable. Este enfoque tiene una instancia separada de los protocolos de enrutamiento por cada router virtual, lo que potencia la escalabilidad, la fiabilidad y la personalización de cada router virtual.

Consecuentemente, Volta admite hasta 255 routers virtuales independientes en un solo conmutador de marca blanca. En este escenario multiusuario, cada router virtual constituye un conjunto independiente de procesos en la nube con dominio administrativo propio que se ha configurado para satisfacer exactamente los requisitos de un cliente en particular. Simplifica considerablemente la creación y aprovisionamiento de servicios al tener un archivo de configuración aparte para cada cliente. Gracias a esto se logra una prestación de servicios más rápida y se reduce el número de errores en el proceso. La biblioteca de servicios de redes de Volta se entrega en un modelo de datos YANG (RFC 6020) o como biblioteca Python. Una sola API en la cloud simplifica la integración en el OSS y BSS de un operador de red.

Así se simplifica la periferia de servicios, lo que hace posible una prestación de servicios más rápida y facilita soluciones más robustas para los clientes reduciendo al mismo tiempo los gastos operativos y de capital. La solución de Volta se basa íntegramente en estándares lo que garantiza su interoperabilidad con routers tradicionales. Esto permite a los proveedores incorporar poco a poco conmutadores de marca blanca. En cuanto al coste, Volta comprobó que añadir conmutadores de marca blanca utilizando nuestro software en la nube permitió ahorrar un 90 % del coste necesario para añadir puertos a los routers tradicionales existentes.